-ESTA ES LA CUEVANA..

-ESTA ES LA CUEVANA..
DE LA BAT PIPOL.

viernes, 25 de noviembre de 2011

-LAS HAMACAS DE FIRMAT; FENOMENO POLTERGEIST???


Por Alejandro Agostinelli

SyFy en Firmat
El misterio se puede manifestar de muy diversas maneras. Puede tener el cuerpo delgado de un humanoide que nadie, salvo un observador atento, es capaz de detectar. También puede tener el gesto de asombro de un paisano a quien un plato volador le arrebató el celular. O la inexpresividad del fantasma que, según afirmaron medios de todo el mundo, mece un columpio o hamaca en un parque de la localidad de Firmat, provincia de Santa Fe, Argentina, desde agosto de 2007. Esta clase de fenómenos son los que investiga el programa "Fact or Faked. Paranormal files" ("Hecho o fraude. Archivos paranormales"), emitido por el canal Syfy. Hace poco envió a parte de su equipo a la plaza Manuel Belgrano en Firmat, provincia de Santa Fe, Argentina, para estudiar "in situ" dos de estos casos. Fue la historia de la "hamaca encantada" la que les insumió mayores esfuerzos. ¿Conclusiones? El movimiento del juego era causado por "una combinación de factores", entre ellos la fuerza del viento y el ancho (o capacidad de embolsar el viento) de la hamaca. ¿Es aceptable ese veredicto? El principal experto en fraudes paranormales de la Argentina, Ladislao Enrique Márquez, dice que no.

Las primeras noticias de la hamaca "que se mueve como si un ser invisible se estuviera meciendo en ella" datan de fines de Julio de 2007. Desde el comienzo, las crónicas conectan el movimiento del juego con la leyenda de un niño fallecido en los 80. Pese a que en la zona no hay evidencia de muerte infantil alguna, más allá de versiones anecdóticas, la televisión argentina realizó "informes especiales" que giraban alrededor de charlatanes que afirmaban, sin vacilar, que en la plaza de Firmat había "energías desconocidas". Por ejemplo, el mentalista Antonio Las Heras estableció, con la "científica" ayuda de un péndulo, que allí había quedado "impregnada la muerte de un chico que recibió un caño en la cabeza".
"Impacto 9", conducido por Roberto Menna. Aquí, Las Heras se columpia con la excusa de mostrar un sospechoso ruidito que produce la hamaca.

El problema inicial del programa de Syfy es que no estudiaron la hamaca original. "Cuando viajé a Firmat, el 10 de agosto de 2007 -recuerda Enrique Márquez- la hamaca que supuestamente se movía sola era la de un extremo y la del centro estaba inhabilitada". Después de varias idas y vueltas, alguien se la robó y la ofreció a la venta en un sitio de subastas. Pese a que la intendencia la reemplazó por otra nueva, tanto medios locales como visitantes siguieron afirmando que la hamaca "se movía sola".
Márquez permaneció en el lugar 36 horas, incluida la madrugada, para comprobar si la hamaca se movía o no. El vaivén milagroso no sucedió. El mago afirma que testigos y camarógrafos coinciden en algo: siempre sorprenden a la hamaca cuando está en movimiento, nunca comienza a oscilar desde un estado de quietud "cero".
"Los videos alientan la sospecha de que alguien mueve la hamaca y luego desaparece del encuadre", subraya Márquez. El programa de Syfy arranca con la misma escena: cuando llegan, la hamaca ya se menea y nadie se pregunta si alguien la pudo usar poco antes de que llegaran al lugar. En otros casos, como en el video que asombra al staff de "Fact or Faked", el plano de la cámara es tan cerrado que no muestra si alguien mueve la hamaca con un hilo dental.

Para Márquez, "Fact or Faked" no está exento de las generales de la ley: para hacer televisión sobre "la hamaca que se mueve sola" hace falta que... se mueva. Para lograrlo pocos productores se resisten a darle una "ayudita a modo de ilustración".


El segmento de "Fact or Faked", subtitulado al español por el Proyecto Sandía. Duración: 16:41 minutos

El primer experimento del Syfy (pese a que al llegar a la plaza nadie detectó a ningún sospechoso cerca) fue poner a prueba la hipótesis según la cual un bromista tira de una tanza de nylon escondido en un arbusto. Descartaron la opción enseguida: en el video que filmaron el hilo se ve. "Claro -comenta Enrique Márquez- ninguno de ellos es mago, y si alguno lo es desconoce el tratamiento que necesita el hilo para 'invisibilizarlo'. En una nota expliqué cómo lijé el hilo en toda su extensión para sacarle el brillo natural y hacerlo aún más imperceptible. El efecto visual fue el mismo, e incluso el camarógrafo tomó primeros planos sin que el hilo se notara, ni siquiera lo vieron los curiosos que se acercaron a la filmación, a plena luz del día". Márquez aclara que, si bien no es posible probar que los videos se hicieron así, en su trabajo demuestra que reproducir estos fenómenos no es imposible.

El equipo de Syfy también armó una réplica tamaño natural de la hamaca para comparar la oscilación de ambas, partiendo con la misma velocidad. En cierto momento, la imitación se detuvo y la original siguió moviéndose varios minutos. Márquez hizo la misma prueba pero "a la argentina". En vez de construir un modelo a escala 1:1 comparó su movimiento con el de las que están a los costados. "La hamaca en cuestión -continúa- es extremadamente sensible al movimiento puesto que su eje está fijo y sus oscilaciones son 200 veces más prolongadas que las de las hamacas que están a su lado".

Quedaba pendiente la comprobación más espectacular. Que fue el tercer y último intento que realizaron para verificar la hipótesis favorita de la producción, a saber: que, sin vientos en la zona, no habría misterio. ¿Cómo lo hicieron? Una empresa de efectos especiales les alquiló una gran carpa, con la que aislaron -y preservaron del viento- a la hamaca. Además, obtuvieron un poderoso ventilador. "Esta prueba, presuntamente definitiva, más que aclarar oscurece. No tenían necesidad del ventilador. Si sólo hubiesen resguardado la estructura como hicieron con la carpa, eso era más que suficiente. Si la hamaca no se movía sola dentro de la carpa, ya no había más de qué hablar".



Nena supuestamente expulsada por el fantasma
Bueno, alguien dirá, es un show televisivo, y todo suma. "En este caso, restó", ironiza Márquez. Diferentes intentos fallidos por hacer mover a la hamaca usando el ventilador llevaron a la conductora del programa a esgrimir una curiosa hipótesis para explicar la movilidad de la hamaca del centro. "La conductora no sólo omitió decir que la hamaca de la derecha se movió con igual intensidad sino que su mayor superficie o ancho ocasionó su movimiento. Por tal motivo, cambiaron otra vez el ángulo del ventilador, hicieron un brusco corte para pasar a una tertulia en el living del programa, y fue así cómo, confusamente, lograron el resultado esperado". Según Márquez, si hicieron un tercer cambio de ángulo del ventilador, este cambio no se vio. "Lo peor es que aparece un resultado diferente, sin que se vea el ventilador ni las personas que estaban al comienzo de la supuesta prueba definitiva. Sólo vemos a la hamaca central oscilando, que bien la pudo haber movido cualquiera y no necesariamente el ventilador mágicamente desaparecido".

Para Márquez, en esta emisión de "Fact or Faked" estamos más cerca del "faked" que del "fact". Nadie ha demostrado que ésta hamaca, o las que aparecieron después, se muevan solas o, menos aún, lo hagan por alguna fuerza misteriosa.

Las explicaciones escépticas forzadas pueden tergiversar la realidad tanto como las de los creyentes, que a veces falsifican evidencias para propagar especulaciones mágicas o ciertas doctrinas. Muchos medios reprodujeron en el mundo "la explicación definitiva de Fact or Faked" sin haber considerado que aquel programa hubiese ganado tiempo, calidad y fuerza explicativa si buscaba a Enrique Márquez u otros expertos en timos paranormales como asesores. Pero la capacidad de los ilusionistas profesionales para detectar fraudes conscientes, inconscientes o patológicos suele ser subestimada.


El caso de la nena "empujada por el "fantasma celoso".

Por lo pronto, en Firmat y alrededores, muchos se resisten a explicaciones que reduzcan el caso a un mero ventarrón. O, como se infiere de la investigación de Márquez, a los manejos sesgados de los medios sumados a las expectativas de la sociedad. La parapsicóloga rosarina Irene Fournier, siguiendo los pasos de su maestro Las Heras, opinó que estas hamacas son "un centro de energía sanadora" que además posee la capacidad de predecir acontecimientos. Dice que gracias a la hamaca supo con 10 ó 15 días de antelación de las catástrofes tectónicas ocurridas en Chile y Japón. Y que "estos campos magnéticos de energía son mundos o realidades paralelas que funcionan en diferente tiempo y espacio". Otros interesados en el caso, como el periodista local José Pellegrini, rechaza los cuentos de espíritus infantiles que no pierden las ganas de hamacarse. Pero, a la vez, ha presentado uno de los documentos más extraños del dossier: el video de la niña "expulsada" del juego por un fantasma celoso.

Como para creer o revenpúm ¿verdad?

Alejandro Agostinelli es periodista y editor del blog Factor 302.